Cómo detectar el acoso escolar

PorPsicólogo Personal 3 añoshaceSin comentarios
Inicio  /  Blog  /  Cómo detectar el acoso escolar
como-detectar-el-acoso-escolar-psicologopersonal

 El acoso escolar en España, también llamado bullying, se ha convertido en una preocupación social en los últimos años. Aunque no es una realidad nueva, cada vez se le presta más atención y se trata de poner medios para evitarlo, tanto desde los colegios como desde las familias. Algunas claves nos ayudarán a descubrirlo de manera temprana para intervenir con rapidez.

¿Qué es el acoso escolar o bullying? El acoso escolar es una situación de hostigamiento continuado de un niño o grupo de niños contra un niño. Puede ser físico y con o sin connotaciones sexuales, pero, en muchas ocasiones, se trata, más bien, de acoso psicológico y social, el cual trata de influir en su personalidad o entorno. Con las nuevas tecnologías aparece el llamado ciberbullying.

El entorno más frecuente en el que ocurren las situaciones de acoso escolar es el colegio, pero también pueden producirse fuera de él, en el propio barrio o en casa a través de los medios electrónicos, móvil o PC, mediante las redes sociales.

No siempre resulta fácil observar estas situaciones, ya que, en gran medida, suceden fuera del control de los profesores y las familias y los chicos suelen intentar esconder el hecho por miedo o vergüenza.

Signos que atender ante posible un posible caso de acoso escolar

Ciertos signos nos proporcionan referencias de que algo está pasando:

– Cambios en el comportamiento, como querer quedarse en casa, resistencia a ir a jugar con los amigos y tendencia al aislamiento. Pueden poner objeciones para ir al colegio o intentar no hacerlo con excusas como que se encuentra mal. Sobre todo, los alumnos de primaria y primeros cursos de ESO.

– Somatización asociada al estado físico, dolores de cabeza, vómitos, alteraciones en el sueño y aparición de pesadillas o trastornos alimenticios, como no querer comer, comer menos o hacerlo de manera compulsiva.

– Conviene prestar atención a sus cosas y su ropa para comprobar que tiene el material que se le compró y no hay objetos rotos o estropeados. Si pide más dinero de lo acostumbrado, conviene indagar bien para qué. Eso mismo vale también para su propia persona, observando que no tenga rasguños o moratones.

El ciberbulling se suele manifestar mediante cambios de humor que se producen cuando utiliza el móvil u ordenador para chatear o entrar en redes sociales. Con los más pequeños se debe controlar el uso que hacen de las redes y a los más mayores hay que enseñarles cómo hacerlo.

Aunque no resulte fácil descubrir un caso de acoso escolar, se podrá conseguir prestando atención y procurando una comunicación fluida con el niño o adolescente. En el momento en el que se sospeche de una situación de bullying, no hay que dudar en ponerse en contacto con el colegio o instituto, su tutor y las personas encargadas de prevenirlo y afrentarlo.

Psicólogo personal: ayuda psicológica personalizada online.

Categoría:
  Blog
este artículo ha sido compartido 0 veces
 000

Dejar una respuesta

Tu email no se hará público.